Fuente: Entrevista publicada en el portal web de La Nación el 19 de septiembre de 2016.

Link disponible aquí.


Pablo Ferreyra: «Represento a una sociedad politizada diferente a la que representaría Mariano».

El hermano del militante del PO asesinado en 2010 busca una banca en la Legislatura porteña en una lista colectora al kirchnerismo; asegura cuestionar al Gobierno «por izquierda»

La clave de wi-fi anotada en la esquina de un pizarrón, innumerables computadoras y papeles en una mesa de vidrio, un escritorio contra el ventanal, sillas desparramadas por doquier, paredes blancas y desnudas de cualquier afiche proselitista, la puerta naranja que sólo se cierra con un tacho de basura como tope. El departamento de un piso 5 en Hipólito Yirigoyen al 1900, a metros del Congreso
, no sólo es la base de campaña de Pablo Ferreyra y escenario de esta entrevista con LA NACION, también parece reflejar su propia situación y estado de ánimo: con apenas 10 días como candidato a legislador porteño, el hermano de Mariano Ferreyra aún se acomoda en su búnker y en la escena política de la Capital.

 

-Hasta 2004 militaste en el PO, donde estaba Mariano cuando fue asesinado, ¿por qué sos candidato de una lista colectora del kirchnerismo?

-¿No apoyás la estrategia del PO?

-Intenté abrir la discusión fuera del partido porque ya no militaba ahí y porque ellos direccionaron el conflicto contra Cristina o la cabeza del Estado. Yo desafío un poco la linealidad de esas ideas, la realidad es más compleja que encontrar relación directa entre el asesinato de Mariano y el Gobierno.

En los últimos días el Gobierno presentó medidas contra la inseguridad que levantaron polémica, ¿qué opinás?

-No creo que el Gobierno haya dado un viraje porque hubo intengrantes del oficialismo que salieron a cruzar a [Martín] Insaurralde. Me parece que es un debate abierto, típico de períodos electorales, y yo no estoy de acuerdo casi de ninguna de las cuestiones que impulsa Insaurralde. La juventud es un sector muy vulnerable y no se puede cargar el germen de la maldad y la delincuencia. La matriz problemática sigue siendo la de la policía y hay una falta de políticas de seguridad seria.

-¿La inseguridad en Capital también es el principal problema?

-La política del macrismo es nula. Básicamente se cultiva la tolerancia cero. No hay diálogo. Para mí, la matriz que tenía más potencialidad era la de los primeros años de Néstor [Kirchner], la política de no represión y buscar el diálogo donde sectores civiles manejen a las fuerzas.