La elección portaña en 2019 se enmarca en una disputa nacional más amplia. La gestión de la seguridad del Gobierno de la Ciudad vuelve a ser eje de la campaña oficialista. Las cámaras de seguridad cobran protagonismo en los afiches en la vía pública y los panfletos barriales del PRO. El espacio encabezado por Matías Lammens, en cambio, apuesta a nacionalizar la elección sin poner el foco en la discusión de las políticas de seguridad locales.